INFORMAMOS.NETINFORMAMOS.NET - PARA QUIENES VIVEN LA INFORMACION
  PARA QUIENES VIVEN LA INFORMACION

NOVEDADES  EMPRESARIALES     -    TECNOLOGIA      -   SALUD     -    CULTURA      -   TELECOMUNICACIONES         -

Colombia                                                    2017

index_telecomunicaciones2_boton.jpg

index_tecnologia2_boton.jpg

index_empresarial2_boton.jpg

index_cultura2_boton.jpg

wpeF0.jpg (1167 bytes)

wpeED.jpg (1226 bytes)

index_turismo2_boton.jpg

index_principal3_boton.jpg

CONTACTENOS

INFORMAMOS.NET

Multimedios Publicitarios & Merchandising

 

mpm_boligrafo_vendome1

 

mpm_boligrafos_promocionales_ppal

 

souvenirs_1.jpg

 

INFORMAMOS.NET

 

llaveros_ppal.jpg

 

mpm_mug_pocillos_ppal

 

paraguas_ppal.jpg

 

wpe10B.jpg (3070 bytes)

 

wpe10C.jpg (2273 bytes)

 

wpe110.jpg (2206 bytes)

 

wpe114.jpg (2111 bytes)

 

wpe119.jpg (1412 bytes)

 

variedades_porta_cds_fabric2_ppal.jpg

 

mpm_puerto_usb_pp

 

mpm_set_dardos_ppal

 

mpm_gorras_ppal

 

mpm_radios_ppal

 

mpm_calculadoras_ppal

 

mpm_portatarjetas_ppal

 

mpm_mug_pocillos_ppal

 

mpm_portadocumentos_ppal

 

mpm_chaquetas_ppal

 

INFORMAMOS.NET

Donar órganos, un acto de humanidad. Un donante puede salvar la vida de 55 pacientes. La mitad de los pacientes en lista de espera fallecen debido a la escasez de órganos

  • En Colombia hay mas de 3.000 personas en lista de espera de órganos para trasplantar y 15% de ellos son niños
  • 1 donante puede salvar la vida de 55 pacientes
  • La mitad de los pacientes en lista de espera fallecen antes de lograr el trasplante debido a la escasez de órganos
  • En 1998, el numero de donantes en Colombia estaba en 3 por millón de habitantes, en la actualidad son 12 donantes por millón en todo el país
  • Los trasplantes que tienen mayor demanda son los de riñón y córnea, quizás porque están cubiertos por el Plan Obligatorio de Salud, además del de corazón y el de médula ósea.
  • En Bogotá hay actualmente 2.396 donantes voluntarios acreditados con carnet.
  • La edad promedio de los bogotanos en lista de espera para trasplante de órganos es de 32 años, perteneciendo el 78% de ellos a los estratos 2 y 3.

redtrasplantes_logo.jpg Más allá de los requerimientos técnicos y científicos que son necesarios para el trasplante de órganos, este recurso para la recuperación de la salud y la preservación de la vida se enfrenta a varias dificultades de distinto orden, en donde la cultura y la religión juegan un importantísimo papel.

A la hora de medir los beneficios de un trasplante pueden faltar palabras desde el punto de vista del paciente, desde lo científico, se sabe que "aunque la calidad de vida del paciente es muy diferente, dependiendo del trasplante o tipo de tejido recibido, en general se mide por el bienestar físico, emocional o social y es innegable que un trasplante permite no sólo recuperar la calidad de vida y asegurar su reintegro como ser social, familiar y laboral, sino que muchas veces es la única posibilidad de salvar la vida del paciente, el trasplante se presenta como la mejor alternativa en los pacientes con falla terminal", según el médico Fernando Girón Luque, Secretario Asociación Colombiana de Trasplante de Órganos.

Pero son varios los problemas que se deben superar para lograr esos beneficios. Según el doctor Álvaro Velásquez, jefe del programa de trasplante de órganos Fundación Valle de Lili, Cali, "una de las principales barreras a las que se enfrenta la donación de órganos es el desconocimiento y las tradiciones socioculturales que tienen que ver con aspectos religiosos. En el primer caso, los familiares de los donantes potenciales se niegan a esta posibilidad porque creen que el cuerpo de su ser querido quedará totalmente desfigurado, aunque eso no sucede porque la obtención de órganos y tejidos se realiza con todas las normas quirúrgicas necesarias que permiten que el donante conserve su estética corporal mediante prótesis y elementos quirúrgicos".

En cuanto a las diferentes religiones, la doctora María Paula Gómez de la Corporación Red de Transplantes, señala que todas apoyan este acto. La religión católica la considera como un acto noble y bondadoso y el Papa Juan Pablo II en la encíclica de la vida hace alusión a la importancia de la donación como un acto supremo de generosidad, el mayor acto de misericordia que puede tener un ser humano. Por otra parte, la posición de la iglesia anglicana no es muy diferente de la católica, pues también lo entiende en un sentido similar. Los miembros de la iglesia protestante de Europa, por su parte, adelantan campañas en favor de la donación ya que consideran que es bueno remediar las situaciones de dolor, angustia y miseria de los demás.

Cualquier persona puede ser donante antes o después de su muerte sin importar edad, sexo o raza. Para ser donante vivo se requiere alguna relación de consanguinidad con el receptor. "Los donantes cadavéricos deben fallecer por muerte cerebral, es decir cuando cesa totalmente y de manera irreversible la actividad del cerebro debido a una lesión cerebral grave. También pueden llegar a ser donantes aquellas personas que han muerto de paro cardiaco", puntualiza el médico Girón Duque.

"La felicidad de las personas a quienes se les llama para decirles que hay un órgano para su trasplante es indescriptible, es una de la razones por las cuales vale la pena incentivar la donación de órganos", afirma la Dra. Gómez

En los últimos 9 años, 3834 personas han salvado sus vidas a través de los trasplantes de órganos y tejidos.

Un país sin cultura de donación de órganos
En 1998, cuando se creó oficialmente La Corporación Da Vida, el número de donantes estaba en 3 por millón de habitantes y en la actualidad son 12 donantes por millón en todo el país, razón por la cual conviene mantener campañas para concienciar a la población.

En el 2002, el número de donantes por millón de habitantes en el país fue de 12 personas mientras que en España, país con la tasa de donantes más alta, el número asciende a 33 y en Estados Unidos el promedio es de 22.

Las mismas estadísticas señalan que en Colombia hay más de 3.000 personas en lista de espera de órganos para trasplantar y 15% de ellos son niños. Si esas cifras sorprenden, falta saber que la mitad de ellos fallecen antes de lograr el trasplante debido a la escasez de órganos.

En Colombia hay un promedio de 10.7 donantes por cada millón de habitantes. La tasa para Bogotá es de 20.8 por cada millón.

En el último año en Bogotá, según cifras reportadas por la Secretaría de Salud, se llevaron a cabo un total de 436 trasplantes, de los cuales, 342 fueron trasplantes renales, 70 hepáticos y 24 de corazón. Una persona en esta ciudad que necesite un órgano, se puede demorar en conseguirlo desde 6 meses hasta 3 años.

En Colombia, el departamento donde menos hay donantes de órganos, es el Atlántico. Allí por razones culturales y religiosas, los familiares se oponen a las donaciones.

Cientos de miles de personas necesitan órganos compatibles en América Latina, pero en la mayoría de los países de la región la diferencia entre el número de donantes y la cantidad de pacientes que esperan un transplante es preocupante.

El Tráfico de Órganos
Aunque es frecuente escuchar denuncias sobre tráfico de órganos que se llevan a cabo mediante un "mercado negro" de los mismos, los expertos consideran que no es posible que ello sea realidad ya que para poder obtener un órgano y realizar un trasplante se requiere de una infraestructura tan compleja, que realizar operaciones clandestinas es, en la práctica, imposible. Para delinquir se requeriría de una asociación ilícita compuesta por cientos de profesionales a la que habría que sumarle la infraestructura que sólo puede brindar un gran hospital, clínica, estatal o privada es decir inversiones millonarias en profesionales y equipos que se arriesgarían en un delito fácilmente detectable.

Para tener idea sobre la magnitud de esas operaciones, debemos tener en cuenta que un transplante de hígado requiere un promedio de 12 horas de cirugía. Se trata de técnicas quirúrgicas de muy alta especialización y por lo tanto aplicadas por un pequeño número de especialistas muy conocidos, lo que vuelve muy riesgosa y hasta ridícula la práctica ilegal", afirma el Dr. Girón.

Para recordar:
- En 1946 se realizó en Colombia el primer trasplante de córnea, en el Hospital San Juan de Dios; allí mismo se efectuó el primer trasplante de órgano (riñón) en 1966.

- Después del trasplante de córnea siguió el de válvulas cardiacas, de 1959, en la Clínica Shaio; el de huesos realizado en el Hospital San Ignacio, en 1986; y el de piel en el Hospital de la Misericordia hace dos años.

- Medellín es la ciudad pionera en trasplante hepático y cardiaco. Se realizaron en el Hospital San Vicente de Paúl (1979) y en la Clínica Santa María (1985). Tres años más tarde, en 1988, en la Clínica San Pedro Claver de Bogotá, tuvo lugar el primer trasplante de páncreas y en 1997, el primer trasplante de pulmón en Medellín.

- En Colombia hay programas activos de promoción de donación de órganos en Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Barranquilla y Cúcuta, que trabajan con la Corporación DA VIDA - Red Nacional de Trasplantes delegada en 1998 por el Ministerio de Salud para el fomento u organización de la actividad en el país.

- El empeño de pacientes y del personal de salud debe ser constante en aras de obtener los órganos que se requieren para fortalecer la vida de quienes los necesitan. Si en tan sólo cinco años de trabajo organizado a través de la Corporación DA VIDA Red Nacional de Trasplantes ha logrado cuadruplicar el número de donantes del país, se pueden alcanzar verdaderas marcas internacionales para compartir la vida con los necesitados.

- Los órganos que se pueden trasplantar son: riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas, intestino Delgado, médula ósea y tejidos como córnea, piel y hueso y válvulas cardiovasculares.

- La actividad de la donación está regida en Colombia por la Ley 9 de 1979 y el decreto 1546 de 1998, en cuanto a la obtención, preservación, almacenamiento, transporte, destino y disposición final de órganos o componentes anatómicos y los procedimientos para trasplantes en seres humanos.

Para concluir citamos las palabras del Dr. Álvaro Velásquez, Jefe de Unidad de Trasplantes del Hospital San Vicente de Paúl de Medellín: "La cultura de donación se hace educando a la comunidad y no a través de legislaciones ni soluciones ministeriales, es un acto de solidaridad humana al donar órganos que se van a destruir al cementerio".

En Bogotá, las personas interesadas en adquirir el carnet de donante voluntario, pueden acercarse a la oficina de la Coordinación Regional de Donación y Trasplante - Cra. 32 No. 12-81.

 

 

VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL INFORMAMOS.NET

TELECOMUNICACIONES / EMPRESARIAL | TECNOLOGIA
SALUD | CULTURA
CONTACTENOS | PRINCIPAL

 

 

 

[bottom.htm]

Todos los derechos reservados 2016 - Bogotá, D.C. - Colombia - Suramérica